El otro plato fuerte de la I Reunión Virtual de GeSIDA fue la presentación de las últimas novedades (nuevas ediciones y actualizaciones) de documentos de consenso de nuestro Grupo de Estudio. El Dr. Ignacio Pérez Valero, del Hospital La Paz de Madrid, abrió la mesa con el ‘Documento de consenso sobre el manejo clínico de la comorbilidad neuropsiquiátrica y cognitiva asociada a la infección por VHI-1’. En su caso, se trata de  una actualización conjunta de dos antiguas guías clínicas: los documentos sobre el manejo de alteraciones psiquiátricas y psicológicas y el de trastornos neurocognitivos asociados al VIH, cuyas versiones previas se hicieron hace cinco y siete años, respectivamente.

Aspectos antes menores, como la neurotoxicidad asociada al TAR, han adquirido mayor relevancia. El envejecimiento de las personas que viven con VIH ha favorecido el aumento de las comorbilidades neuropsiquiátricas y de los fenómenos de deterioro cognitivo, secundarios. En este enlace puede consultar el documento completo actualizado.

A continuación, la Dra. Eulalia Valencia, también del Hospital de La Paz presentó una novedad que ni siquiera ha visto aún la luz: la ‘Guía de práctica clínica de la infección por herpes virus humano tipo 8 en la población con infección por VIH’, especialmente relevante dado el estrecho vínculo de este virus con el Sarcoma de Kaposi y el linfoma de cavidades. La Dra. Valencia dejó algunas claves de esta guía aún en construcción, destacando que es una enfermedad tratable, por lo que siempre hay que iniciar el TAR y valorar, según la evolución clínica, la necesidad de añadir antraciclinas en liposomas.

A la Dra. Mar Masiá, del Hospital Universitario de Elche, le correspondió mostrar otra de las novedades del área de documentos de GeSIDA de estos últimos meses: ‘Escalas clínicas aplicables en personas con VIH’ (que puede consultar completo aquí). Con una gran participación de compañeros de nuestro Grupo de Estudio, en este documento se recogen las principales escalas disponibles para la predicción, el diagnóstico precoz, y la valoración pronóstica de las comorbilidades más importantes. Aunque es necesario validar de forma más amplia las escalas de riesgo de comorbilidad y no hay datos sobre el efecto beneficioso de su aplicación, son útiles para estratificar el riesgo de comorbilidad. Además, para la mayoría de las escalas existen calculadoras online del riesgo o un link que permite el acceso directo a la escala desde el móvil o el ordenador, con el objetivo de que se puedan aplicar in situ en la consulta diaria para la toma de decisiones clínicas.

Cerró esta mesa el Dr. Félix Gutiérrez, también del Hospital Universitario de Elche, con el ‘Documento de consenso para la evaluación y tratamiento de las enfermedades renales en pacientes con infección por el VIH’ (disponible aquí). En este documento se han consensuado estrategias para la vigilancia, el control y la prevención del daño renal en pacientes infectados por el VIH, el TAR, y el tratamiento renal sustitutivo en pacientes con VIH e insuficiencia renal.

Las novedades más relevantes de esta actualización reside en que se ha clasificado la evidencia científica con el sistema GRADE y se han consensuado recomendaciones de no prescripción y retirada de fármacos nefrotóxicos. También se clasifican las intervenciones sobre los factores de progresión de la enfermedad renal crónica (ERC) y las comorbilidades relacionadas, y se actualizan las recomendaciones de TAR en pacientes con ERC, diálisis y trasplante, destacando papel que pueden tener las pautas duales en estos escenario.